12 febrero, 2008

Caminos de Michoacán III

¡¡¡Por fin!!!
¡¡¡Llegamos a la playa y al final de este puto post de tres partes!!!


Ahora sí, nomás termino la trilogía y a la verga.

***

Efectivamente putas 5 horas con putos 30 minutos nos llevó tocar puerto.
Pasada la media noche logramos el objetivo de la escapada. En cuanto logramos despegarnos de los chingonsísimos asientos de vinil-piel negro del Chapu, que por cierto ya nos traían el culito bien cocido, saltamos a la arena de Playa Azul.

Ahí, en jeans y tenis nos plantamos para contemplar la orilla del mar, la luna y las suputocientas mil estrellitas que tanto me tenían asombrada. Todos nos quedamos quietecitos en un "pasmamiento" colectivo. Entre que el paisaje te podía encantar, la brisa ya no se sentía ardiente y asfitsiante sino tibiecita,tibiecita pero cachonda y que todos traíamos unas ganas tremendas de estirar las patas (ps como no),permanecimos admirando nuestro presente.

Después cada uno quedó absorto en los pensamientos propios. Seguro más de uno pensó que todo el plan había sido una muy mala idea..."Llegar a medianoche para buscar que hacer,después alojamiento, jetear un rato y salir temprano para Quiroga y terminar el choping,para poder regresar el mismo día a México; osea echate otras 3 a 4 horas más... Ajá, sí claro, seguro que casi seis horas de viaje pa pisar nomás pisar la playa y que se me llenen los calzones de arena valieron la pena...puta, reputísima madre!!"

Obvio, es completamente normal que eso sea lo primero que pasa por la cabeza, digo, a mí me paso;pero honestamente puedo decir que sí, sí valió la pena.
Al principio se sientió medio culero, porque de una u otra manera yo había comenzado el sonsacamiento (fino arte que se me da bien y bonito)y ps si me sentí un poquito responsable. Pero nadie se quejó y los semblantes cambiaron casi de inmediato.

Y la aventura volvió a tomar un giro de lo más cagado.

Ya con arena hasta en donde no da el sol, la idea fue buscar que hacer para pasar la madrugada. Aunque no hay muchos lugares, los pocos que encuentras cierran hasta que el último se va, sí tal y como lo leen..hasta que el último se va.

El primero, un baresito de lo mas cuquis acá de silloncitos en terraza con vista al mar.Llegamos y pedimos entre chelas, margaritas y frozeeenn moraditos yo me encontraba de lo más agusto haciendole ojitos al cantante de trova que amenizaba el ambiente. Flirteando a todo lo que, mis disminuidas capacidades me permitían, rolita que le pedía, rolita que me tocaba; y así entre "Sin tu latido" de Aute y "La diferIencia" de JuanGa las quejas no se hicieron esperar:

Moni: ¡Ahh no mames, esto está bien pinche aburrido! (porque el plan original era irnos a echar barra y bailongo a un antrito de Maravatio, ps como que le faltaba acción)

Jonathan: Ah, sí ya vámonos de aquí. Preguntale a la mesera que hay por aquí como pa'llegarle.

Total que Moni le pregunto a la jetonsísima mesera (ahhh porque allá son jetonsones eh! No hay esa calidez tan característica de la gente de la costa)y la susodicha le dijo "Adelantito a tres cuadras está el antro más "cool" de Playa Azul, música variada y ps no esta caro; se pone muy bien"

"Ahh ps cámara, ya se armó. Terminen sus tragos y vamos pal antro más cool de PLaya Azul"

He aquí que una serie de eventos desencadenaron lo que para mi terminaría como una noche muy divertida; no tanto así para los demás.

1.- Hasta 1 hora antes yo traía tremenda peda encima, peda que se me bajó cuando me andaba haciendo pipi en el camino. Pero sí bien no me sentia atontada, los niveles de alcohol ps así como que bajitos no andaban.

2.- Dado el calorcito que se sentía se me antojó un linda margarita y Moni pidió un hermoso moradito...error! A ella no le late más el Vodka, por eventos pasados que no voy a mencionar,y ps que nadie le dijo nunca antes que el moradito se hace con Vodka...tssss chiaa Moni, que pasho? tu tan borracha y no sabías eso?? ...Me decepcionas, me decepcionas...jojo.
En fin, yo tan linda como soy le dije que intercambiaramos tragos, al fin que el tequila si no le hace nada; y así lo hicimos.

3.- Llegado el momento de partir, me termine mi moradito de manera ps como rápida. Mmmm juro por Huitzilopochtli que se me subió de nuevo la borrachera.

4.- Psss que a Moni dice que la margarita estaba bien culera y ps q no se la toma.
YO: ¿Qué pasho Moni? ¿No te la vas a tomar?

M: Nel, esta re culera.

Ps pa'pronto, que me lo chingo y así como de voladita otra vez. No ps ya estaba yo otra vez contentona. Se acabó la música y nos salimos de ahí rumbo al antro tan famoso aquel. Nos estacionamos frente al lugar y no mamar! Era como una palapa gigante pero en culero! Yo iba muy en mi pedo, que nunca me fije en el nombre del lugar, y del brazo de Jonathan nos encaminamos a las escaleritas pa'entrar; en eso estabamos cuando de una bandada de vaguitos (como los antes descritos) sale corriendo como "con cuete en culo" hacia nosotros. ¡Ahhh que puto pinche susto tan más de la verga!
Nonononono, yo nomás me agarré bien fuerte del brazo de Jonathan, cerré mis ojitos y ví los encabezados:

"¡Robóla,violóla,matóla! Desafortunada chilanguita gandalla muere a manos de Playazuleño emputecido".

Abrí los ojitos y nomás ví al Jonathan ya listo pa soltar el putazo cuando el individuo este lo rodea con su brazo y pregunta ¿A dónde van? Solo alcance a contestar...Ps yo aquí arriba y tú? y que me dice...Ah ps vamos yo los llevo y que le digo...No, gracias y que me dice...¿cómo no? yo los llevo, vamos...tsssss....y que me quedo callada!

En realidad nunca hubo peligro, era un mushashillo que se dedicaba a "llevar" clientela, ps pa que le dieran su comisión.
Pasado el susto vamos entrando al lugar y nos recibe una hostes de los máaaaaas macha, dos puntos, era hombre... o mujer? bueno whatever.
Pagamos los 20 varitos de cover...ve-i-n-te varitos eh!
Nos dan mesa y a chupar de ha dicho! La chela muy barata y la música ps variada desde éxitos de los "Fantasmas del Caribe" (Ei, tu, muchacha, triste, ven, dame, un beso, eso, aaaahh! Jajajajaja, ah no mames!) hasta las más movidas rolitas lugareñas donde cangrejos y langostas son los protagonistas del chow (Neto. Mchchchch, por esta que sí)
A pesar que si nos veían re culero,yo estaba de lo más peda y divertida, no así mis compañeros de aventura; que pasadas las 4 de la mañana decidieron era tiempo de dejar el "Antro más cool de BlueBeach (como le llaman ellos)".

Buscamos alojamiento y llegamos a los cuartitos de 200 varitos la noche, jeje 200 varitos por 5 gatos pss ta bien no?
El cuartito no tenía más que dos camas, baño, un ventilador tan oxidado que si lo encendías seguro te daba tétanos y una linda puerta de madera podrida que enmarcaba una pequeña terraza que te ofrecía el mar. En realidad no necesitabamos más y ese fue el cuarto más rascuachin con la mejor vista en el que me he quedado. Así con la puerta abierta, sin mosquitos y el sonido del mar arrullándonos nos quedamos dormidos hasta como las 8 o 9 que salimos para almorzar en la plashita.
Llegamos a un buen lugar, donde pedimos evidentemente productos del mar. Langosta, pescadito relleno y yo...mis camaronsotes a la diabla, bueno media diabla porque me advirtieron estaban "muy cabrones".
Mientras esperabamos la orden, algo sucedió; algo que nunca me había pasado.
El señor que nos atendía,jetonsísimo por cierto, nos dijo que teníamos un 10% de descuento; y yo mamona como siempre...

YO: Ahhh, que bien. Y q? con mi credencial de estudiante, cuánto me hace?

Señor de restaurante jetonsísimo: Ahhh, son estudiantes?

YO: Pss claro.

SRJ: Y de dónde mero son?

YO: ....

SRJ: Mmm?
...

...

...

YO: Eh?

SRJ: Que de donde mero son?

...

YO: Eh?

¡Noooo mames! ¡Me quedé total,completa,estupida y absolutamente en blanco! Oseaa, que pedo?? Estaba yo tan siscada por todas las historias y eventos pasados que me congelé solo de pensar que se me iba a salir que eramos de "México" y en ese momento seríamos destripados cual bagres bigotudos,y que los Playazuleños pagarían por la fotito del recuerdo, de esas donde sale un güey bien machin con su pecesote espada colgado.
En fin, la Cuquita entró al quite y le dijo que estudiábamos en "More" y éramos de "Maravas", con lo cual el ñor quedó bastante convencido. Una vez que la orden salió de la mesa, sabíamos que tardaría bastantito; por lo que rompimos filas y cada quien tomó por su lado.Por mi parte una larga caminata por la playa que termine al sentarme en un troncote que me encontré por ahí (sin albur porfavor, que es un momento mágico) contemplando el mar por un buen ratito. Tranquilizador de verdad.

Los gritos, como los de mi jefecita cuando me llama para almorzar, y brincos de Moni me avisaron que mis camarones ya estaban servidos; y tal como me los prometieron aún a la media diabla estaban bien putos picosos...tal como me gustan jajajaja.
Ya después de un buen almuerzo, un muy merecido baño y de regreso a Quiroga.

Ya de regreso trepados en el Chapu una buena jetita, para despertar ya en la carretera. La misma carretera que horas antes me había parecido tan encantadora ahora se derretía bajo nosotros, los autos más lejanos parecían espejismos propios del desierto y el cielo estrellado que me había hipnotizado ahora se miraba despejado e iluminado por el reputisimo sol de mediodía. El airesito cachondón de las 10 de la noche ahora eran vientos ardientes que literalmente quemaban y asfixiaban si osabas abrir una ventanilla. Chingos de gente en las casetas comprando agua o alguna otra bebida refrescante, carritos de fruta llenos de abejas, chamaquitos fajando al costado de los camiones y baños pestilentes.

Es verdaderamente increible como puede cambiar tan cabrón el mismo paisaje; los cerros que por la noche solo eran siluetas montañosas cubiertas de estrellas ahora eran montones de tierra cubiertos por redecillas, de esas pa'evitar derrumbes, que los hacían parecer cocinero de restaurante chino con su redecilla, de esas p'a evitar que le caigan greñas a tu Chop Suey.
Un caballo muerto al lado del camino, bandadas de aves de rapiña y los puentes que al calor de las copas y la excitación por la aventura se sentían tan acá como el "Goldie" de San Francisco, ahora se veían chiquitos y descoloridos; aún así, a sabiendas que no era el puente de San Francisco el cruzar los puentes de San Gregorio o Infiernillo seguía siendo una muy linda aventura.

Evidentemente el regreso a Quiroga y a México fueron mucho muy largos,menos accidentados y emocionantes, así que quisiera concluir la aventura aquí.

Farewell Michoacán.




******
Moni,tu que sí lees este espacio y te dices mi fanss, gracias por una aventura más. Gracias por ser mi amiga y darle a mi locura un lugar especial en este mundo. Yo me declaro tu fanss.

Ivancito, yo se que tu no lees este espacio; pero seguro Moni te dirá. Gracias por todas esa platicas de hombres que nos has compartido, te aseguro que hemos aprendido mucho. Cuando te conocí no pensé que nos llevaríamos tan bien; y mira ora hasta te tengo harto cariño.

Jonathan,este viajecito sirvió de mucho; como bien dices. "Ya hay más confianza" sigue habiendo respeto eso sí, pero más confianza.

Cuquita, gracias por todas tus atenciones. Tus aterrorizantes historias, la histeria colectiva que generaste y la pinche recomendación que nos llevó a viajar casi 6 horas para llegar un ratitito a Bluebeach y vivir uno de los mejores viajes que he tenido.


Gracias...totales!




Sí otra vuelta yo con mis dedicatorias sentimentaloides. ¿Y?

4 comentarios:

Leliel dijo...

Voy por cereal y regreso, yumi, yumi!

Leliel dijo...

Si yo me siento en un troncote y me quedo sintiendo la inmensidad... del mar! a mi no me alburean si pido que sea un momento magico??? ...chale!! ¬_¬


Y MIS FOTOS??... nel,nel,nel pretextos! yo quiero fotos!

Eres bien sentimental aunque lo nieges...

Saludos Doña Fatima

El Negro dijo...

ESPERA ESPERA NO EMPIECES, VOY POR PALOMITAS Y UNA CHELA, ORITA REGRESO!!!

El Negro dijo...

Perdón la tardanza pero estaba descompuesto el refri del OXXO y tuve que esperar a que se enfriara mi chela en mi propio refri...

QUE BUENA HISTORIA

Sólo para compartir... Acampé yo solo una semana en playa azul, uno de mis mejores viajes por el interior (de la república y de mi). Gran lugar y a diferencia de las historias de chilangos destripados que te contaron, yo les dije que era de LA CAPITAL y me trataron como rey, todos los días me ofrecieron un churro y una puta, lástima que yo no le hago a la mota.

Saludos